VOL. 6     EL QUE JUEGA Y CÁNTARO, LOCO SE LEVÁNTARO

 

LA CABRA ALPINA  (2:53)

(l: Lorena ; m: Chepo)

 

En lo escarpado de las laderas

las cabras trepan sin escaleras.

Suben audaces sin vacilar

porque les gusta retozar

y van cantando así ...

 

Esta es la historia de una cabra singular

pues le daba miedo las montañas escalar,

sus cuernitos le temblaban

y no hacía más que llorar.

 

Vente, vamos a jugar, con las nubes platicar,

poco a poco a la cima llegarás.

¡Las alturas a alcanzar!

 

Con mucho susto del suelo despegó

y en cada salto se armaba de valor.

Y cantando en las laderas,

las cumbres de los Alpes conquistó.

 

 

RAYMONDA DE LA SELVA    (3:38)

(l: Rebeca;  m:  Juan Luis)

 

De viaje a la selva voy, traigo mi equipaje.

Dispuesto a gozar estoy, peligro salvaje.

 

Una aventura sabrosa,me acerco ya al lugar.

La selva es peligrosa, pero me voy a arriesgar.

 

Ahí viene la serpiente, me voy a desmayar.

Tremendo ser viviente, en ella no hay que confiar.

 

Ahí está esa anaconda,

dice que se llama Raymonda.

Es la prima de Isabel, la serpiente de cascabel.

 

Ay, Raymonda anaconda, no me comas en coctel,

no te arrimes tan cerconda, ni tú tampoco Isabel.

Ay Raymonda, ay Isabel.

 

Ya mejor no me arriesgonda,

hoy regreso a mi casonda.

Me despiden de Raymonda,

y de paso de Isabel, cascabel.

 

 

EN EL 1/2 EVO  (3:46)

(l. y m: Lorena)

 

Aquella soleada y hermosa mañana,

un príncipe apuesto en su bella montura,

vislumbra extasiado en la lejanía

a una linda, sonriente y hermosa criatura.

 

El joven suspira y su pecho se inflama,

la mira galante con gesto cordial,

besa la mano a la tímida dama,

de ardiente mirada y faz celestial.

 

Qué lindo se siente, felices están,

la hermosa doncella y el joven galán.

 

Entre rayos, centellas y vientos helados

salta corriendo cual chivo asustado,

con cuernos de toro y manchas de sapo,

monstruoso esperpento con patas de trapo.

Con fuego en el vientre y horribles chirridos

profiere espantosos y agudos gemidos.

Bestia peluda cubierta de arrugas,

con ojos saltones y aguadas verrugas.

 

Ser asqueroso con cuerpo baboso,

de fétido aliento, que no está contento.

 

 

EL CANTO DEL DELFÍN  (4:02)

(l: Cántaro;  m: Juan Luis)

 

Y con el viento, de cara al sol,

como al cielo queriendo llegar,

salta libre el delfín, salta alegre el delfín,

jugando con las olas.

 

Surgiendo del profundo océano,

ágil y feliz, llega a las alturas,

hace travesuras.

 

Melodía feliz, música del mar,

son sonidos del delfín, en la inmensidad.

La marea sin fin, la brisa también,

las olitas y el delfín, danzan al vaivén.

 

Canta su canción desde el corazón,

y al oír el canto del delfín

el mar se agita alegre

y se pinta el agua más azul.

 

Lo oí cantar, me invitó a jugar,

entre mil burbujas de color, en un mundo acuático, un lugar fantástico, donde todo es mágico.

 

Nadó conmigo y yo con él por el mar azul,

compartiendo su canción, así escuché su corazón.

Cuando el sol salió yo lo descubrí,

amigable se asomó, vi que era un delfín.

Luego me encontró y empezó a cantar,

cariñoso y juguetón me llevó a pasear.

 

 

SOMOS IMPORTANTES (2:44)

(Derechos de los niños)

(l. y m:  Lorena)

 

Somos importantes, queremos hablar,

hoy nuestros derechos vamos a cantar.

Los niños y niñas necesitamos comprensión,

nos merecemos tu atención.

 

Es mi derecho vivir en un lugar tranquilo y limpio,

descansar, jugar, tener amigos,

tener una escuela y poder aprender,

que no me maltraten, que no me abandonen,

¡Que nos quieran y nos cuiden!

 

Es mi derecho decir lo que siento

y que los demás me escuchen,

no trabajar en algo que me haga daño,

tener una casa, ser respetado,

comer siempre bien, estar fuerte y sano,

¡Ser siempre felices!

PAPANDO MOSCAS  (3:00)

(l: Rebeca;  m: Juan Luis)

 

A papá la siesta le gusta dormir,

pero hoy algo extraño empezó a ocurrir:

Una mosca latosa en la nariz tenía,

y muchas cosquillas a él le producía.

Mi papá no entendía lo que sucedía,

pero entre sueños algo sentía.

 

"Duerme papito tranquilo tu siesta,

voy a espantarte a esta mosca molesta."

 

"Yo quiero que duermas, ¡pobre papito!

Con el matamoscas ahora te la quito."

Traté de asustarla pero ella saltó,

quise matarla y en un tris voló.

 

Rápidamente giré el matamoscas,

"voy a atraparte ahora, a toda costa."

Pero, de repente, debido a mi torpeza,

a papá un golpazo le di en la cabeza.

 

Muy enojado mi papá despertó,

con un brinco muy alto del sofá saltó.

"Duerme papito, vuélvete a acostar,

ni la mosca ni yo te vamos a molestar."

 

 

MI QUERIDO CALCETÍN  (2:40)

(l. y m:  Lorena)

 

Caliente y sabrosa, tan tersa y hermosa,

qué bella cosa es mi calcetín.

Tú eres mi encanto, te quiero yo tanto,

por eso te canto, mi calcetín.

Y aunque a veces me apesten los pies,

tú estás conmigo una y otra vez.

Tú entibias mi entorno,  yo nunca te escondo,

mi querido calcetín.

 

Suave, bonito, muy exquisito,

yo, yo no me lo quito, mi calcetín.

Aunque hoyos te hice (en la punta de los pies),

y siempre te pise, (por el suelo te arrastré),

mi cariño te dice, ¡oh calcetín!

 

Y aunque a veces mi pie esté sudado,

tú nunca, nunca, nunca me haces a  un lado.

Tú siempre me aguantas, de mí no te espantas,

mi querido calcetín.

 

Y aunque a veces me apesten los pies,

tú estás conmigo una y otra vez.

Me siento en el cielo, pues tienes un gemelo,

mi querido calcetín, mi calcetín.

 

 

LA MONARCA Y LA CATARINA (2:52)

 (l: Chepo y Lorena;  m:  Chepo)

 

Cata-cataca-ta Catarina de rojo color,

no tiene manchas en la barriga, sólo en su blusón.

Cata-cataca-ta Catarina llena de ilusión,

a su amiga está esperando con mucha emoción,

preparando está su casa para la recepción.

 

Posari-mari-pa Mariposa al bosque arribó,

vino volando desde muy lejos, el cielo surcó.

Posari-mari-pa Mariposa mucho que voló,

la monarca mariposa cansada llegó,

"¡Bienvenida amiga mía, te recibo yo!"

Es este lugar un bosque especial,

la monarca mariposa vino a disfrutar.

 

Posari-mari-pa Mariposa muy feliz voló,

abrió sus alas por todas partes y el bosque adornó.

Cata-cataca-ta Catarina con ella jugó,

la monarca y la catarina cantan su canción,

columpiándose en las ramas van de flor en flor.

 

Cata-cataca-ta Catarina de rojo color,

no tiene manchas en la barriga sólo en su blusón,

Cata-cataca-ta Catarina llena de ilusión,

saludando a las monarcas su vuelo alegró,

ella sabe que este bosque es de lo mejor.

 

Posari-mari-pa Mariposa a tiempo arribó,

vino volando desde muy lejos, mil tierras cruzó.

Posari-mari-pa Mariposa mucho que voló,

la monarca mariposa cansada llegó,

pero sabe que este bosque es de lo mejor.

 

Es este lugar, un bosque especial,

y si lo cuidamos, la monarca llegará.

 

Posari-mari-pa Mariposa pronto se casó,

con sus hijitos y con su esposo un viaje emprendió.

Cata-cataca-ta Catarina  a todos dijo adiós,

"El año que entra aquí los espero muy de corazón,

porque este bosque fuerte y entero se los cuido yo".

 

 

EL GRANO DE ARENA  (2:17)

(l: Rebeca;  m: Chepo)

 

El grano de arena que forma la playa,

es muy  importante que nunca se vaya,

¡es parte de nuestro universo!

 

La playa no existe sin tantos granitos,

millones se juntan, se ven muy bonitos.

 

Mi playa y las otras unidas al mar

le dan al planeta belleza sin par,

 

¡son parte de nuestro universo!

 

Los mares inmensos dan vuelta al planeta,

son casi infinitos y nunca se aquietan.

 

El viento que mueve las olas del mar,

el mismo que invita al granito a jugar.

 

El grano de arena, el viento al soplar,

la playa dorada, las olas del mar,

el agua y la tierra, son nuestro hogar.

 

Gira el planeta, jamás se detiene,

su ritmo perfecto por siempre mantiene,

¡es parte de nuestro universo!

 

Un grano de arena la Tierra parece,

por el universo camina y se mece.

 

El grano, la playa, el aire y el mar,

el agua y la tierra son nuestro hogar.

 

 

LAS RONCHAS   (3:19)

(l. y m: Lorena)

 

Yo no sé de dónde salieron,

yo no sé por qué me invadieron,

sólo sé que las ronchas vinieron

y me da la comezón.

 

Esta mañana descubrí la primera

que justo en mi ombligo brotó,

ya mi panza es como coladera,

muchos puntos de rojo color.

 

Doce ronchas conté aquí en mi frente,

una es grande en forma de corazón,

siento toda la espalda caliente,

como calle empedrada quedó.

 

Estas ronchas parecen hormigas,

ni un instante me dejan en paz,

dan cosquillas, muerden y me caminan,

por delante y por detrás.

 

Todo el cuerpo quisiera rascarme,

brazos, piernas, pompas y hasta nariz,

mas resulta que no debo tocarme,

pues me puede quedar cicatriz.

 

Mis amigos ya no vienen a verme,

ya no puedo con ellos jugar,

no quiero que ninguno se enferme

pues los puedo contagiar.

 

 

EL BOSQUE DE LAS HADAS  (3:34)

(l. Chepo y Lorena;  m. Juan Luis)

 

El sol en el bosque se escondió

y todo de magia se cubrió.

 

Suaves destellos de mil colores,

entre la bruma brillan.

 

Danzan las sombras entre las hojas,

y voces del viento cantarán.

Bellas, traviesas, pequeñas y frágiles son,

que en la quietud de la noche, en tus sueños aparecerán.

Ágiles saltan y extienden sus alas para volar,

y el resplandor de su luz, en el agua se reflejará.

 

La risa de un niño volará y en el universo viajará.

Cada sonrisa es una semilla y si la siembras, nace.

Y cuando imaginas, ella florece, sonríe y un hada nacerá.

 

Bellas, traviesas...  ilumina tu imaginación.

 

 

MI NARIZ ES MUY GRANDE  ¡Y QUÉ!  (3:00)

(l: Lorena;  m: Juan Luis)

 

Unos tienen el ceño fruncido,

otros tienen chuecos los pies,

hay quien tiene los brazos torcidos,

mi nariz es muy grande, ¡y qué!

 

Pero eso no es lo importante,

lo bueno no siempre se ve.

Es mejor por dentro ser grande,

y eso es lo que hay que entender.

 

Algunos son muy abusados,

o gordos o muy flacos son,

unos tienen cabellos dorados o

los ojos de extraño color.

 

Pero eso no es lo importante,

lo bueno no siempre se ve.

Es mejor por dentro ser grande,

y eso es lo que hay que entender.

 

Empieza siempre por dentro,

por dentro está lo mejor,

éste es un gran momento,

descubre el interior.

 

Adentro está lo importante,

por dentro grande hay que ser

y una vez que ya lo encontraste,

hay que hacerlo crecer.

 

Unos tienen pequeñas las manos,

hay bajitos y hay altos también,

luego algunos no siempre están sanos,

otros pueden mil cosas hacer.

 

Hay unos que apenas caminan,

hay otros que no ven muy bien,

unos tienen facciones muy finas,

mi nariz es muy grande ¡y qué!

 

 

EL TU-CU-TÚN  (3:42)

(l:  Lorena;  m:  Chepo)

 

Vete preparando, sal de tu lugar,

llénate de ritmo, vamos a bailar.

 

Oye, ha llegado el momento,

quiero que tú estés muy atento,

para que te sientas contento

canta y baila el Tucutún.

Una, dos y tres adelante, y luego cuatro hacia atrás,

da la vuelta muy despacito siguiendo el compás.

Ahora mueve bien tu cadera al derecho y revés,

baila alegre todo tu cuerpo de cabeza a los pies.

 

Y si te sientes mal es hora de bailar,

un buen remedio es mover muy bien los pies.

Y aunque no puedas más esto continuará,

no hay que dejar de bailar.

 

Ahora van las manos arriba, bajan a tocar la barriga,

mueve la cintura y los hombros, canta y baila el Tucutún.

 

Si te aprendiste ya este ritmo sabrosón,

pues vuélvelo a bailar, que salte el corazón.

Y aunque no puedas más esto continuará,

no hay que dejar de bailar.