VOL. 5  LLUEVE A CÁNTAROS

 

Amor Mapache (3:22)

(Lorena)

 

Dentro del hueco de un árbol,

un mapache se metió,

asomó su naricita y olfateó

a la Mapachita Ojos de Miel.

 

"Mapachita Piloncillo",

el Mapachito la llamó,

y la Mapachita, emocionada,

con azúcar y miel le respondió.

 

Brincando con ella por el bosque,

el Mapachito enamoró

y todo embarrado de melcocha,

quedó el meloso corazón.

 

"Mapachita, Mapachita,

Mapachita Ojos de Miel"

 

"¿Dónde estás mi Mapachito

que ya no te puedo ver?''

 

Se encontraron las miradas acarameladas

y los tiernos mapachitos

derritiéronse en su propia miel.

 

Y aquí termina la historia

del Mapachito enamorado

de su dulce y bella Mapachita,

Mapachita Ojos de Miel.

Riendo  (2:02)

(Popular)

 

Riendo, riendo, riendo, riendo,

por los bosques llegará,

por los bosques riendo, ja ja ja,

es la lluvia que cae.

 

El Año Pasado por Agua (fragmento) (2:08)

(D.R. de la Vega)

 

"Hágame usted el favor de oírme dos palabras,

sólo dos palabras."

"Va usted a sacarme un ojo si se acerca

con la punta del paraguas."

"Yo le suplico que, a mi poca precaución,

le otorgue su perdón"

"Pues perdonado, desde luego, queda usted."

"Gracias Señora."  "No hay de qué."

"Hága el favor de expresar sus dos palabras,

sólo dos palabras."

 

"Mis dos palabras son..."

 

 

Palabras  (1:48)

(Chepo, Lorena y Hernando)

 

Era muy pequeño y no quería yo hablar,

me daba mucho miedo no saber platicar,

me encontré un perico y me enseñó a cotorrear,

me dijo mil palabras que les voy a cantar:

 

focos, trenes, vasos, bicicletas, licuadoras,

lápices, pelotas, puentes y computadoras,

camas, edificios, calcetines, grabadoras,

ya puedo hablar de cosas ¡ya me siento feliz!

Ya estaba tranquilo, pero había algún error;

un hoyo en la panza me causaba dolor.

Así que mi perico me mostró algo mejor,

palabras que se comen y que tienen sabor:

 

chícharos, helados, pastelitos y chayotes,

plátanos, manzanas, carnes, papas y zapotes,

sopas, ensaladas, dulces, piñas y camotes,

ya puedo hablarles de sabor,¡me siento feliz!

 

Estaba ya contento, mas me puse a pensar

que algo me faltaba y lo tenía que encontrar.

Vino mi perico y me enseñó a imaginar

palabras con patas que les quiero contar:

 

Osos, dromedarios, guajolotes, camarones,

moscas, elefantes, piojos, pollos, camaleones,

águilas, panteras, pulpos, chivos y ratones,

ya puedo hablar de patas, ¡ya me siento feliz!

 

Conocer palabras ¡me hace feliz!

 

 

Pero Era Importante  (3:12)

(Hernando, Lorena, Rebeca y Chepo)

 

Sí, me rompí el pantalón,

me caí de la rama del árbol.

Pero era importante subir hasta allá,

igual que las aves el mundo mirar.

 

Sí, me empapé con el charco,

me dio mucha tos y catarro.

Pero era importante, yo era el capitán,

mi barco se hundía ¡podía naufragar!

Sí, manché mi camisa, raspé mi rodilla,

olvidé la chamarra, en tu cama brinqué. 

Sí, perdí mi pañuelo, tiré tu florero,

embarré el chocolate, la alfombra ensucié...

 

Pero era importante, me debes creer,

estaba jugando y fue sin querer.

 

 

¡Buuu!  (4:08)

(Chepo, Hernando, Lorena y Rebeca)

 

Érase un fantasma que asustaba a los demás,

él se carcajeaba haciéndolos llorar.

Y a las doce en el reloj él salía a trabajar

y entonces todo el mundo ¡a temblar!

 

Érase un muuaa que buuu a los demás,

él se ja, ja, ja, haciéndolos uuu.

Y a las doce en el tic tac él salía a trabajar

y entonces todo el mundo ¡uy uy uy!

 

El lobo del pantano:  ¡aauuu!

El viento tenebroso:   ¡fiuuu!

Las lúgubres campanas:  talán, talán, talán.

 

Una noche tenebrosa, regresando de espantar,

rayos y centellas alumbraban el lugar.

En un espejo vio su reflejo y se asustó,

y como gelatina él tembló.

 

Una noche uuaaa, regresando de buuu,

pas, pum, crash, alumbraban el lugar.

En un espejo vio su reflejo y se ¡uuyy!

Y como gelatina él brl, brl, brl.

El lobo del pantano ya no auuu

El viento tenebroso ya no fiuuu

Las lúgubres campanas no talán,

no talán, no talán.

 

Érase un muuaa que ya no buuu a los demás.

Ya no ja, ja, ja, haciéndolos uuu.

Y a las doce en el tic tac él se iba a descansar

y entonces todo el mundo zzzzzzz.

 

 

El Flamingo y la Tortuga (3:17)

(Hernando)

 

Soy bella y elegante de figura delicada,

la más sofisticada de las aves al volar.

 

Mi piquito tan bonito, mis patitas tan flaquitas,

yo soy lo más hermoso de todo el reino animal.

 

Soy linda, soy hermosa,

soy realmente encantadora,

la única que carga su casita al caminar.

Tan bonita mi conchita,

tan gordotas mis patotas,

yo soy lo más hermoso de todo el reino animal.

 

La más sofisticada de las aves al volar.

La única que carga su casita al caminar.

Yo flamingo, yo tortuga;

yo flamingo, yo tortuga.

yo soy lo más hermoso de todo el reino animal...

 

Soy bella y elegante de figura delicada.

La única que carga su casita al caminar

Mi piquito, mi conchita, mis patitas, mis patotas.

Yo soy lo más hermoso de todo el reino animal.

... "Hola tortuguita..." 

 

La más sofisticada de las aves al volar.

La única que carga su casita al caminar.

Tu piquito, tu conchita, tus patitas, tus patotas,

¡somos lo más hermoso de todo el reino animal!

 

 

Ja Ja Blues (2:43)

(Rebeca y Hernando)

 

Hay que darnos el  momento para la felicidad,

todo el mundo lo sabemos,

que la risa nos lo da.

 

Ja, ja, ja, qué carcajada;  je, je, je, me contagié;

ji, ji, ji, me río aquí;  jo, jo, jo, me río yo.

¿y la "U"?

 

Una vez que te contagias, tú te vas a divertir.

Ya no puedes enojarte, pues no paras de reir.  

Ja, ja, ja...

 

Una vez usa los brazos, otra vez usa los pies.

Ahora ríe con el cuerpo,

¡qué diferencia va a haber!

 Ja, ja, ja...

 

Un día deja la tristeza y también el mal humor,

es muy buena medicina, eso dice mi doctor,

¡que la risa es lo mejor! 

Ja, ja, ja...

 

Ahora sí ya la "U", le toca a la "U". 

Ésa te la inventas tú.

 

La Aspiradora (3:12)

(Lorena y Chepo)

 

Tengo en mi casa una aspiradora,

una aspiradora, aspiradora tengo yo.

Limpia la sala, quita todo el polvo,

quita todo el polvo, todo el polvo de un jalón.

 

Es tan potente que me hace pensar

que en cualquier momento me puede succionar

y siento que viene tras de mí.

 

¡Qué pena, me quiere de cena! 

¡Qué inoportuno, soy su desayuno!

¡No le importa, soy sólo su torta! 

¿Qué hacer?  ¡Me quiere comer!

 

Tengo en mi casa...

 

¿Qué crees?  Se ha chupado mis pies.

¡Oh, no!  Mi tobillo comió.

¡Qué pilla, succionó mi rodilla!

 

qué tonta, ¡ya no tengo pompa!

¡Qué tortura, se tragó mi cintura! 

 ¿Cómo ve?  ¡Mi ombligo se fue!

 

Tengo en mi casa...

 

Ni modo, ha chupado mi codo.

¡Qué asombro, ya llegó hasta mi hombro!

No es bello, se ha esfumado mi cuello.  No existe, ¡oh barba te fuiste!

¡Qué loca!   Ya no tengo boca.  

Soy infeliz, se comió mi nariz.

¡Qué enojo, me he quedado sin ojo!

¡Qué tristeza, se comió mi cabe...   (slurp)

 

 

Cholo el Alacrán (2:47)

(Chepo y Lorena)

 

Hoy en la tarde que estaba yo escondido

entre las vigas del kiosco en Cantatlán,

escuchaba yo a la banda

que ensayaba tocando sin cesar.

 

"Oigan muchachos", les dije presuroso,

"yo también toco, soy Cholo el Alacrán".

Pero al verme se asustaron,

todos huyeron dejando aquel lugar .

 

¡Córranle, córranle porque nos pica!

¡Uy, ay, qué susto que no se nos quita!

Vámonos todos muy lejos del alacrán.

 

No se le acerquen y tengan cuidado,

no vaya a ser que se encuentre enfadado.

Vámonos todos muy lejos

que ahí viene el alacrán.         

 

Yo no soy malo, tan sólo me defiendo

cuando presiento que quieren atacar,

pero toco re bonito,

 y la banda no me quiere aceptar.

 

Tengo ocho patas, dos pinzas y una cola.

Froto mi pecho y suena "triqui tra".

Mas la banda no me quiere,

si me miran se ponen a temblar. 

 

¡Córranle, córranle que nos alcanza!

No vaya a ser que nos pique la panza.

Hay que alejarnos veloces del alacrán.

 

Cuando levanta la cola muy alto

es la señal para dar un gran salto;

hay que alejarnos veloces

que ahí está el alacrán.

 

Yo no soy malo  tan sólo me defiendo

cuando presiento que quieren atacar,

Pero toco re bonito

y la banda no me quiere aceptar.

 

Ocho patas y una cola,

frota el pecho el alacrán.

Mas la banda no lo quiere,

todos huyen del lugar.

 

 

Y es que Cantando... (3:25)

(Lorena, Chepo y Hernando)

 

Dime por qué estás solo ahí,

algo te asusta igual que a mí.

¿Es la tormenta que vemos venir? 

No tengas miedo, yo estoy aquí.

 

¿Será el relámpago el que te hace llorar?   

¿O escuchas ruidos en la oscuridad? 

¿Quizá las sombras nos hacen temblar?

Si estamos juntos será más fácil

olvidar el temor.

 

Vente conmigo a cantar, ven conmigo a cantar...

Y es que cantando nos sentiremos mejor.

 

Dime por qué estás tan feliz,

¿qué es todo aquello que te hace reír?

¿Serán las flores que vemos bailar?

Y es porque el viento vino a jugar.

 

Hay que atrapar algún rayito de sol,

e imaginar lo que la nube formó.

Sobre las hojas secas hay que brincar.

Si estamos juntos será más fácil

compartir lo mejor.

 

Vente conmigo a cantar...

 

 

Tema de Cántaro (1:45)

(Lorena, Chepo, Leti, Hernando)

 

Cuando se te ocurra ver un avestruz

que toca el violín,

platicar con elefantes o saltar

con un chapulín,

ponte muy atento y ya verás:

todo cabe en un juego si lo sabes acomodar.

 

Cuando se te ocurra que puedes volar

y el cielo alcanzar

o conocer lugares mágicos

donde jugarás,

canta con nosotros, éste es el lugar

donde tú podrás soñar, mil cosas harás...

 

¡Todo cabe en un juego si lo sabes acomodar!